El castillo de Añón es una de las fortificaciones medievales mejor conservadas en el entorno del Moncayo

Se yergue, orgulloso, desde hace casi mil años, levantado por los caballeros de la Orden de Malta en el siglo XIII. Edificado en mampostería, con sillares en sus esquinas, es de planta cuadrangular, con torreones rectangulares en sus extremos. Tiene un maravilloso Patio de Armas y una encantadora placita adyacente. La familia Serrano compró y rehabilitó gran parte del edificio convirtiéndolo en un alojamiento rural de lujo con 12 habitaciones y 2 grandes Salones.